¡Ilusión viajera!

Turismo en España

LA FERIA DE SEVILLA


PORTADA FERIA DE SEVILLA 


KIOSCO O QUIOSCO O PUESTO DE AGUA DE SEVILLA

LA FERIA DE ABRIL DE SEVILLA .

 

El origen de esta fiesta,  data de 1846. Cuando Narciso Bonaplata y José María Ybarra, catalán y vasco respectivamente, impulsaron su creación desde el Ayuntamiento, ambas personas eran concejales del consistorio. Su objetivo principal era potenciar las transacciones comerciales de ámbito ganadero en la ciudad hispalense. El origen de las ferias con carácter comercial tienen su orígen en la Edad Media, cuando el rey Alfonso X el Sabio concede a la ciudad de Sevilla, conquistada por su padre el rey Fernando III el Santo, el privilegio de celebrar dos ferias anuales, una en primavera y otra en otoño.  Recomendable  la lectura del clásico libro La ciudad medieval de Miguel Ángel Ladero Quesada, englobada dentro de la Historia de Sevilla publicada por la Universidad de Sevilla.
  La ubicación de La Feria de Abril, fue en el Prado de San Sebastián, lugar muy apropiado para los animales, además de estar muy cerca del centro de la ciudad. A pesar de su marcado carácter comercial, ganadero principalmente, muy pronto comenzaron a surgir establecimientos donde se podían comprar todo tipo de artículos, desde vino hasta golosinas. Esta fiesta comercial alcanzó una fama considerable en muy poco tiempo, obteniendo una cifra de visitantes considerable.
Con el paso de los años la Feria de Abril se fue trasformando, cambiando su esencia ganadera por otra más urbana y turística, pareciéndose más a la que hoy conocemos. Comenzó a ser visitada por personajes ilustres de la época como la Reina Isabel II, Alfonso XIII o Jacqueline Kennedy, viuda del presidente J. F. Kennedy.
Otra característica que simboliza este paso hacia un evento mas urbano es el empleo de las últimas tecnologías de la época, sobre todo en lo referente a la iluminación. Se evolucionó de un alumbrado principalmente de petróleo a uno de gas para acabar con el eléctrico actual. Con estos avances la Feria ganó en belleza y en seguridad.

No se puede hablar de la Feria sin mencionar sus famosas “casetas”. En un principio eran de tipo empresarial, pero con el transcurrir del siglo XX estas perdieron protagonismo a favor de otros de tipo privado o familiar, que son las más numerosas actualmente. Por otro lado las “casetas” no fueron siempre tal y como las conocemos. En un principio se llegaron a hacer concursos para premiar la caseta más original, apareciendo varios estilos de montaje, como el árabe o japonés. Finalmente a mediados del siglo XX se impuso el estilo de patio sevillano que es el utilizado actualmente.
Otro dato importante es el traslado de la Feria del Prado de San Sebastián a su emplazamiento actual en el bario de los Remedios en 1973. Muchos en la época pensaron que este era el fin de esta fiesta tan ilustre y con tanta solera, pero fue al contrario. La Feria gano en extensión y tamaño, haciendo aún más popular.

Geografía del turismo religioso

España es un país rico en centros religiosos, conserva, como monumentos, sinagogas judías y mezquitas musulmanas repartidas por gran parte de país. Alfonso VI, el conquistador de Toledo, fue llamado ” el soberano de las tres religiones“, pero desde los Reyes Católicos en los finales del siglo XV, la unidad política produjo la unidad religiosa, y la inquisición veló por la pureza de rafe y de la sangre hasta la Guerra de la Independencia.
Un viaje por España, tanto por ciudades como por pequeños pueblos aconsejan la visita de las iglesias y conventos donde se refugia el arte y el fervor religioso. En las cercanías de las aldeas y en lo alto de los agrestes montes se levantan las ermitas.
Madrid, es centro obligado de un conjunto impresionante de turismo histórico-artístico y religioso, que se halla en un radio de 50 a 150 kilómetros que permite la visita en breves horas un ejemplo son el monasterio de San Lorenzo de el Escorial aplasta por su frialdad física y su austera desnudez. En un tiempo iglesia, palacio, monasterio y panteón real, habla más de poder que de religión, El Jesús de Medinaceli, la capilla de la Santa Gema Galgana entre muchas más. Ávila ciudad carmelita de Santa Teresa y se San Juan de la Cruz – tierra de cantos y de santos-.A Coruña, Santiago de Compostela ciudad de piedra Montserrat la montaña de la Salvación. Zaragoza con la Basílica del Pilar. Aránzazu, Covadonga, Loyola y miles más entre las que deberían recordarse Santo Toribio de Liébana. Toledo con su dives toletana, la rica catedral gótica de planta de salón y bóvedas de la girola.
Semana Santa periodo vacacional
Ya estamos cerca de la Semana Santa vacaciones de playa y curiosidad por los actos religiosos nos invitan a viajar . La Semana Santa puede  reducirse en dos grandes grupos el castellano y el andaluz, de ambiente y sensibilidad diferentes. El primero introvertido halla en Zamora, Valladolid y en aldeas (Bercianos de Aliste) su más alta expresión. El segundo dominado por el clima y el carácter mediterráneo.
La Semana Santa en Sevilla a orillas del rio Guadalquivir es un elemento importante en la Semana Santa de España.
En Semana Santa la imágenes abandonan el recoleto ambiente de la iglesia y acuden al pueblo.
Saetas
Dentro del folklore musical las saetas es canto” jondo” y de uso exclusivamente religioso. La saeta se canta en forma anónima al paso del Salvador o de la Dolorosa. el texto de la saeta suele constar de dos, treo cuatro versos octosílabos, mientras el tono adopta alguno de los giros característicos del cante jondo reforzada por tambores y trompetas.
Nos esperan unas vacaciones estupendas llenas de tradición , sin olvidar la buena gastronomía que acompaña La Semana Santa, torrijas. puchero de bacalao y garbanzos etc. esos baños en las maravillosas playas de la geografía española, bien merecidas. ¡Que disfrutéis!.

 

Destinos para disfrutar

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

Palma, capital de la isla de Mallorca conocida por su clima cálido, es el destino ideal para combinar el turismo de sol y playa con el urbano. Su centro histórico, con un trazado de calles típico del medievo concentra la mayor parte de los monumentos como la Catedral, la Lonja, la Plaza Mayor o el Palacio de la Almudaina.
Cerca del centro de la ciudad está una de las playas más cuidadas de la isla donde también se puede disfrutar de los deportes náuticos, la gastronomía típica de la zona y de las salidas nocturnas.

 

Madrid

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

Madrid, una de las grandes capitales de Europa, ofrece muchos y variados planes para disfrutar de la Semana Santa.
Si se opta por un plan cultural, la Villa y Corte cuenta con prestigiosos museos como el Prado, el Reina Sofía o el Thyssen-Bornemisza. Además de importantes edificaciones como el Palacio Real, la catedral de La Almudena, la Puerta de Alcalá, la Plaza Mayor o la Puerta del Sol entre otros.
Si por el día Madrid tiene una vida frenética de noche la diversión está asegurada. Restaurantes, bares o discotecas harán las delicias de los que además de visitar una gran ciudad quieren diversión. Los hoteles son muchos y variados y es posible encontrar uno de los alojamientos de cuatro estrellas que ofrece la ciudad desde 40 euros la noche.

 Cataluña

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

Ciudades, pueblos, playas, montaña … la riqueza cultural y natural de Cataluña sorprende al visitante que puede disfrutar de la costa y sus playas, el bullicio de sus grandes ciudades o de su patrimonio histórico donde destacan, por ejemplo, las ruinas romanas de Tarragona.

Barcelona, donde converge modernismo y renacentismo, tienen muchas y variados lugares que visitar. La Sagrada Familia, de Antoni Gaudí, es el emblema de la ciudad y el monumento más visitado de España; el Parque Güell, otra de las obras modernista del genial artista; La Rambla, una de las avenidas más importantes de Europa o el Casco Antiguo con su catedral gótica.

Para descansar nada mejor que un casa típica catalana del siglo XVIII en Gerona, ciudad que puede presumir de tener uno de los Cascos Históricos más evocadores de Cataluña, contando con elementos monumentales únicos en Europa. Podrás visitar el paraje natural de l’Albera, zona llena de monumentos megalíticos, ideal para hacer senderismo o excursiones.

 

Relax en un convento del siglo XVII

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

Situado en el corazón de la Ribera del Duero, Peñafiel se convierten durante la Semana Santa en un templo al aire libre donde se escenifica la Pasión y Muerte de Cristo. El momento más emocionante se vive durante el Domingo de Resurrección, 31 de Marzo, cuando la Plaza del Coso sirve de escenario para «La Bajada del Ángel». Y para descansar, un antiguo convento construido a principios del siglo XVII.

Surcar el Sella

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

Asturias es conocido por ser un lugar de gran patrimonio natural. Una de las mejores opciones para descubrir el encanto de esta maravillosa tierra es realizando el descenso del río Sella que aunque se suele realizar el primer sábado de agosto, ofrece unas condiciones espectaculares también en primavera.

 Parque Natural del Montseny

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

El Parque Natural del Montseny, declarado en 1987 reserva de la Biosfera, se encuentra situado en la Sierra prelitoral catalana y es una joya de la naturaleza. Los jabalíes, ginetas o culebras conviven con el lirón gris, el lagarto verde y la culebra en bosques de encinas, robledales, hayedos, pinares o castaños.

A los pies del Parque Natural encontramos La Granja Escola, un lugar donde los niños podrán estar en contacto con la naturaleza y los animales. Además, en el Circuito Indiana Jones los pequeños participarán en un enriquecedor circuito donde realizarán diferentes pruebas, como la de supervivencia en el bosque con tirolinas o visitar los animales de La Granja.

 Enoturismo y Spa en La Rioja

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

El enoturismo está de moda. Más aún si se disfruta en La Rioja Alavesa, un mar de viñedos que rodea villas plagadas de rincones medievales, calados subterráneos y bodegas tradicionales y ultramodernas. Un lugar donde la gastronomía es un placer que se puede combinar con productos «delicatessen» como la castaña, la trufa o el chocolate.

 La joya del Mediterráneo

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

La Comunidad Valenciana es una de las joyas turísticas de España. Enclavada en el Mediterráneo goza de un clima privilegiado prácticamente todo el año. Tanto Valencia -su capital-, como Alicante y Castellón ofrecen infinitas posibilidades para disfrutar de unas ciudades no solo con una amplia oferta de ocio de playa sino también con un gran patrimonio histórico y artístico.

En Semana Santa, siguiendo la tradición procesional, el turista puede disfrutar de la espiritualidad en los barrios marítimos en una fiesta que se remonta al siglo XV, con tres actos centrales: la Recogida de Palmas, la Procesión del Santo Entierro y la Cabalgata de Resurrección.

 

 Cantabria al natural

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa

Cantabria guarda uno de los secretos de la naturaleza más importantes de España, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno , a 15 kilómetros de Santander. Este espacio es algo más que un zoo al uso ya que en él conviven en semilibertad un centenar de especies animales de los cinco continentes y busca no solo el entretenimiento turístico sino también la conservación de las especies y el medio natural.
No lejos de Cabárcenos está la Cueva del Soplao, considerada una cavidad única a nivel mundial por la calidad y cantidad de las formaciones geológicas. Tiene más de 12 kilómetros de longitud que se desarrolla entre los municipios de Rionansa y Valdáliga. Para facilitar el acceso se ha construido un tren minero, que deja al visitante en la entrada de la misma cueva para el inicio del recorrido. Una experiencia única para adultos y niños.

 Gran Canaria, playa y procesiones

25 destinos «low cost» para disfrutar en Semana Santa
Procesión de las Mantillas

Si se quiere huir de la rutina y disfrutar de uno días de sol y playa pero no quiere renunciar a las costumbres típicas de la Semana Santa española, Gran Canaria es uno de los destinos más recomendables. Durante el día, sus largas playas de arena dorada [ver las mejores playas] son el lugar ideal para descansar o practicar deportes náuticos. Al caer la tarde, la ciudad de Las Palmas -donde se concentran los actos de Pascua- enmudece bajo el olor a incienso de sus calles. El turista puede disfrutar desde el Domingo de Ramos de salidas de pasos como la procesión de «La Burrita», o el Viernes Santo de la procesión de Las Mantillas, o el Vía Crucis del Silencio que envuelven a la isla en un ambiente de recogimiento que bien merece vivirse.

Esta Semana Santa, los aficionados a los parques acuáticos pueden visitar además Aqualand Maspalomas, el mayor parque acuático de Gran Canaria, que suma una nueva atracción a su oferta de ocio.

LA FERIA DE SEVILLA


PORTADA FERIA DE SEVILLA .


KIOSCO O QUIOSCO O PUESTO DE AGUA DE SEVILLA

LA FERIA DE ABRIL DE SEVILLA.

Las playas de España

 

Parque Natural de Delta del Ebro

 

Algunos pueblos costeros de España

 

CADAQUÉS (GIRONA)

Un pueblo marcado por la figura del genio Salvador Dalí, que se retiró a la cala de Portlligat donde aún se puede visitar la casa en la que muchos años vivió con su amada Gala. Pero un pueblo con una entidad suficiente para estar dentro de la lista de los pueblos costeros más bellos de España. Sus callejuelas vestidas de blanco inmaculado se arremolinan por las cuestas para dirigirse hacia el mar. El corazón de Cap de Creus está lleno de romanticismo y proporciona durante el verano muy buenos momentos a sus visitantes que acaban prendados… y regresando.

Cadaqués

COMBARRO (PONTEVEDRA)

Uno de los pueblos marineros por antonomasia de Galicia. Sus estrecheces acuden a bañarse la Ría de Pontevedra y el turismo de las Rías Bajas tiende a escogerlo como la localidad costera más bella de la zona. Razones no faltan. Su colección de hórreos y cruceiros de piedra le dan ese aire tan especial que posee. Aunque lo que acaba de conquistar a todo el mundo es una gastronomía colosal que ofrecen las pequeñas tabernas, siempre regada de los mejores vinos ribeiro y albariño.

Combarro

PEÑÍSCOLA (CASTELLÓN)

En las costas castellonenses se erige un espléndido fortín templario en el que durante algún tiempo vivió el Papa Luna. Su historia es la de esas calles empedradas rodeadas de murallas y de casas pintadas en color blanco. Tiene el encanto suficiente para estar considerado como uno de los pueblos más bellos del Levante. Además posee inmensas playas, lo que le ha hecho expandirse y crecer hasta ser un referente del turismo vacacional.

Peñiscola

CUDILLERO (ASTURIAS)

Encajonado en las montañas más verdes que se puedan encontrar, sus casas vestidas de colores se muestran colosales desde esa línea que lo separa del mar. Esta localidad asturiana está entre los pueblos más bellos de España (tengan costa o no) y bien merece andar y desandar esas cuestas (conocidas como las quebrantapiernas) en busca de detalles o perfiles distintos. Aunque es cierto que LA FOTO (así, con mayúsculas) se saca desde abajo.

Cudillero

Desde Cudillero se llega caminando a la Playa del Silencio, acariciada por la rugosidad de los acantilados. El conjunto es, sencillamente, extraordinario.

SAN VICENTE DE LA BARQUERA (CANTABRIA)

Muchísimo antes de que Bustamante llorara en OT por su San Vicente de la Barquera querido, este era uno de los orgullos de Cantabria. Desde el Puente de la Maza o el castillo del Rey uno se da cuenta de que no sólo es una joya monumental sino también paisajística. Allá donde el río Escudo va a morir a la mar, los barcos de los pescadores muestran una quietud de postal en este bello pueblo de la costa cántabra.

San Vicente de la Barquera

LASTRES (ASTURIAS)

Otro de esos pueblitos de empinadas cuestas que asisten extasiados al espectáculo que les da el Cantábrico. Lastres tuvo la suerte (o desgracia, eso lo decidirán sus habitantes) de aparecer en la serie de televisión Doctor Mateo. Eso supuso un empujón a la llegada de turistas que vienen buscando el ficticeo San Martín del Sella y se encuentran con que el escenario desplegado es aún mejor del que desprenden sus pantallas planas.

Lastres

HONDARRIBIA (PAÍS VASCO)

A un paso de Hendaya y, por tanto, del país vecino, la vieja Fuenterrabía (en euskera Hondarribia) asiste al último acto del río Bidasoa antes de desaparecer en el Mar Cantábrico. Una de las plazas fuertes del País Vasco tiene, entre sus muchas virtudes, unas casas señoriales de gran valor histórico-artístico, aunque las que se asoman en el puerto, con sus balcones de colores siempre floridos, son la estampa con mayor recorrido de este hermoso pueblo costero.

Hondarribia

TOSSA DE MAR (GIRONA)

Volvemos de nuevo a Gerona para hablar, esta vez, de uno de los estandartes que merecen, fuera de toda duda, estar en esta lista de pueblos costeros con encanto en España. Tossa es sin lugar a dudas el pueblo más bonito e interesante de esta zona sur de la Costa Brava. Una sorpresa para el visitante primerizo  que se topa con La Vila Vella. Y es que la vieja puebla medieval se mantiene en un perfecto estado en un espolón de piedra que se adentra en el mar, rodeada casi por completo por una sólida muralla almenada. Es la única villa costera de la Edad Media que nos ha llegado casi intacta en toda Cataluña.

Tossa de Mar

Imprescindible una vuelta por el paseo de ronda de la muralla y subir de noche por el camino zigzagueante que entra y sale del recinto y termina en el faro.

ALTEA (ALICANTE)

Las tejas azules y blancas de la Iglesia del Consuelo son uno de los emblemas no sólo de este bello pueblo alicantino sino de toda la Costa Blanca. Altea es una delicia para el paseante que busca perderse en sus empinados callejones de tiempos medievales o hacer algunas compras en sus muchas tiendas de artesanía que bien merecen se las eche un vistazo. Altea es un pueblo costero con encanto que nos regala un casco histórico bien conservado, unas cúpulas que rozan el mito y los secretos de sus noches blancas cuando la luna se posa en el horizonte iluminando el mar Mediterráneo.

Altea

TARIFA (CÁDIZ)

El punto más meridional de la península ibérica corresponde a una de las poblaciones más hermosas de Andalucía. Y es que la línea que marca la división entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo tiene mucho de la fisionomía que le dieron los musulmanes en el que fue el inicio de un período en la península que duró casi ocho siglos. Los paisajes del tiempo han ido transformando el urbanismo árabe de Tarifa, las callejuelas frescas, la modorra de la siesta, el blanco desconchado de las paredes en un lugar irreal y casi mágico donde todo invita al paseo y la holganza. El viajero camina por el paseo de la Alameda o por los arrabales del castillo y parece llegarle un lento murmullo de voces y espadas. Es la historia, creando un nuevo paisaje urbano.

Murallas de Tarifa

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s